ONO cierra 2011 con crecimiento en ingresos y un récord de EBITDA de 748 millones de euros

ONO, compañía líder en comunicación y entretenimiento por fibra óptica, anunció hoy sus resultados financieros y operativos del ejercicio 2011, que cerró con un beneficio neto de 50 millones de euros, un 7,8% que en 2010, siendo su tercer año consecutivo en números positivos. El EBITDA –beneficio operativo- de la compañía alcanzó una cifra récord de 748 millones de euros, un 3,2% más que en el año 2010. El margen de EBITDA creció 1,1 puntos porcentuales, pasando de 49,2% a 50,4% a 31 de diciembre de 2011.
ONO continúa con una tendencia positiva en el aumento de ingresos. Los ingresos anuales de la compañía en 2011 lograron un crecimiento del 1% hasta alcanzar un total de 1.485 millones de euros, a pesar del duro entorno macroeconómico y de los bajos niveles de demanda que experimenta el mercado. El cuarto trimestre del año se cerró con un aumento del 3,5% en comparación con el mismo periodo de 2010, en 381 millones de euros.

El negocio de residencial obtuvo unos ingresos de 1.168 millones de euros, un 0,7% más que en 2010. En el último trimestre del año crecieron un 1,9%, hasta los 295 millones de euros, con respecto al mismo periodo del año anterior, principalmente por el lanzamiento de las campañas de comercialización de altas velocidades y la puesta en marcha de TiVo en Madrid y Barcelona. El ARPU o ingreso medio por cliente residencial experimentó un aumento del 1,6% respecto al 31 de diciembre de 2010, situándose en los 52,4 euros.

El negocio de empresas ha continuado creciendo, con unos ingresos a cierre de 2011 de 312 millones de euros, un 3,3% más. La compañía ha experimentado un incremento muy relevante en el segmento Pymes, donde logró cerrar el año con un aumento del 7,2% con respecto a 2010, gracias al foco puesto en este segmento con paquetes de servicios de alto valor a la medida de sus necesidades. El mercado profesional ha entrado en una fase en la que demanda mayores velocidades de Internet debido a las necesidades que surgen como consecuencia del entorno digital y ‘conectado’ en el que actualmente están inmersas las pequeñas empresas.

La compañía ha realizado importantes inversiones a lo largo de 2011, centradas en impulsar el despliegue de nuevas tecnologías para ofrecer los servicios más avanzados e innovadores que cuentan con grandes ventajas competitivas. La inversión en activo fijo (Capex) se incrementó en 2011 en un 19,4%, hasta los 292 millones de euros, lo que le permitió la implementación de Docsis 3.0 sobre su red de fibra óptica para dar altas velocidades de forma masiva y desarrollar TiVo, el servicio más avanzado de televisión inteligente.

El flujo libre de caja -Free Cash Flow- se elevó en el ejercicio anual hasta los 179 millones de euros, un 9,2% más que a 31 de diciembre de 2010.

ONO se posiciona como líder en alta velocidad

ONO finalizó 2011 con un total de 4.410.000 servicios, lo que se traduce en un aumento de cerca de 100.000 nuevos servicios contratados, un 2,3% más con respecto al 31 de diciembre de 2010. De estos, más de 77.000 fueron nuevos servicios de banda ancha sumados en los últimos doce meses.

El año 2011 ha sido clave para la consolidación de ONO como el operador de las altas velocidades en España. El éxito experimentado en el segmento de velocidades ultrarrápidas – 30, 50 y 100 megas reales-, que ofrece gracias a sus 45.000 kilómetros de fibra óptica, le ha llevado a superar los 424.000 clientes a cierre de 2011, que representan cerca del 30% de la base total de Internet. Estas cifras no sólo posicionan a ONO como líder en el mercado de altas velocidades, sino que además confirman la buena dirección tomada por la compañía en septiembre de 2010 cuando comenzó a desplegar de forma masiva estos servicios. ONO cuenta con un total de 1.429.000 clientes de banda ancha a cierre de 31 de diciembre de 2011, un 3,6% más que a cierre de 2010.

ONO comenzó en octubre a comercializar, primero en Madrid y Barcelona y posteriormente –marzo de 2012- en Valencia, Murcia y Cantabria, una plataforma televisiva diferenciadora con TiVo, su servicio de televisión inteligente. Se trata de una experiencia televisiva única y convergente con Internet, con alta definición, 3D, grabador, y acceso a la Red, que estará disponible a lo largo de 2012 en toda España. Gracias a este producto, la compañía espera retomar la senda positiva en captación de abonados, trayendo a los hogares el servicio más avanzado de televisión. ONO cuenta con un total de 923.000 clientes de televisión de pago a 31 de diciembre de 2011.

Los clientes de telefonía de ONO se incrementaron en 22.000 hasta alcanzar la cifra de 1.708.000 a cierre del periodo, es decir, un aumento del 1,3% con respecto al año anterior. El servicio móvil que ONO ofrece solo para sus clientes ha experimentado un importante incremento en el último año, sobrepasando las 180.000 líneas contratadas.
El operador sigue apostando por la estrategia de venta de servicios conjuntos y nuevamente se sitúa a la cabeza en servicios de comunicación y entretenimiento empaquetados. En este sentido, un 40% de los clientes de ONO disfrutan de Triple Play –tres servicios-, la cifra más alta registrada por la compañía. El ratio de RGU por cliente también se ha visto incrementado, pasando de 2,22x a cierre de 2010 a 2,25x a cierre del ejercicio 2011.

Clientes de alto valor en un entorno competitivo

Rosalía Portela, consejera delegada de ONO, afirmó que “hemos logrado unos excelentes resultados en 2011 a pesar del difícil entorno macroeconómico. Hemos avanzado en potenciar una oferta innovadora y de alto valor que nuestros clientes valoran de forma muy positiva, gracias a su gran calidad y a su diferenciación con respecto a otros productos del mercado”.
“Estamos cumpliendo con todos los retos que nos planteamos hace tres años, demostrando que somos una empresa inversora que apuesta por traer productos nuevos y de calidad al mercado, mejorando nuestros márgenes y generación de caja. Por todo esto, valoramos muy positivamente el avance realizado por ONO en 2011”.

Con la cifra de apalancamiento más baja de su historia, ONO afronta el 2012 con una importante mejora en su estructura de capital, gracias a las emisiones de bonos realizadas con éxito por un importe superior a los 2.200 millones de euros.

Ante esto, Carlos Sagasta, director general financiero de ONO, comentó que “el éxito obtenido en las últimas operaciones financieras realizadas nos permite
afrontar 2012 con fortaleza y con la garantía de tener una estructura de capital mejorada. Hemos recorrido mucho camino hacia el proceso de estabilización de nuestra estructura de capital y estamos muy cerca de completar este proceso”.

“Estamos en una etapa de consolidación del negocio, con una situación financiera estable, que nos permite demostrar la superioridad de nuestros productos gracias a la capacidad de nuestra red propia de fibra óptica. Estos resultados nos posicionan como el mejor operador de alta velocidad en España y por ese camino vamos a continuar”.