Javier Conde: “El caballo español está en pleno proceso de internacionalización: el 24% de la cabaña reside fuera de España”

El Presidente de la Asociación Nacional de Criadores de Caballo Español, ANCCE, Javier Conde, ha afirmado que el caballo español está inmerso en un proceso de constante internacionalización al que cada año se incorporan ganaderos de nuevos países, “lo que contrasta -añadió- con la situación que se está produciendo en nuestro país, donde ha descendido considerablemente la inscripción de animales”.

Javier Conde intervino esta mañana en la VII Jornada Ecuestre organizada por el Foro de Opinión del Caballo Español en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, y patrocinada por ANCCE dentro del programa de actividades del 40 Aniversario de la Asociación. Bajo el título general “El caballo de pura raza española y sus aplicaciones en el entorno económico actual”, se han sucedido intervenciones de historiadores y especialistas en diferentes disciplinas ecuestres, como la doma clásica, saltos de obstáculos, doma vaquera, alta escuela, enganches, rejoneo y acoso y derribo.

El Presidente de ANCCE se refirió a las consecuencias que la crisis económica está provocando en el sector, que ha llevado a muchos ganaderos a una situación muy difícil. “Sin embargo, tenemos que tratar de encontrar oportunidades en este tiempo de crisis, ya que es probable que se produzca un avance cualitativo, que no cuantitativo, de nuestra raza, impulsado por dos factores: el propio proceso selectivo del ganadero, que en recesión centrará sus objetivos de cría en sus mejores ejemplares y, por otra parte, en la participación en las pruebas que componen el Esquema de Selección de la Raza, que dan unos resultados que son los que viene demandando ahora el mercado”.

Javier Conde se refirió a dos datos para analizar la situación actual del mercado. Por un lado, en España, las inscripciones de caballos han caído más de un 30%, durante el año 2011, lo que es fiel reflejo de la situación que afecta a la ganadería en nuestro país de forma generalizada. Sin embargo, en el extranjero, las inscripciones han crecido un 7% en el mismo periodo, lo que indica que el caballo español está en un proceso de globalización universal, como demuestra el hecho de que el 24% de la cabaña total, resida ya en terceros países.

“Este segundo aspecto -comentó- es el que debemos potenciar en estos complicados momentos, el mercado exterior. En los últimos años hemos visto crecer la demanda de forma considerable incluso en países como Jordania, Israel, Kazajistán, Sudáfrica, Serbia, Eslovenia, Hungría y otros muchos que empiezan a incorporarse al apasionante mundo del caballo español”.